RD Ley 13/2012 utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y análisis estadístico. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.    Información    Aceptar

QUIENES SOMOS

Actualmente la federación está integrada por las distintas asociaciones en las que hay policías locales, guardia civiles, formadores y educadores viales, maestros, pedagogos, abogados, historiadores, amas de casa, criminólogos, voluntarios, monitores de ocio y tiempo libre, etc...

fetevi
fetevi

ADEVA Asociación para el Desarrollo de la Educación Vial en Asturias
(blog)

fetevi

ADEMESCAN Asociación para el Desarrollo de la Movilidad y Educación Segura de Cantabria (blog)

fetevi

ATESVEX Asociación de Técnicos en Educación y Seguridad Vial de Extremadura
(web)

fetevi

ADEVIC Associació pel Desenvolupament de l’Educació Viària a Catalunya
(blog)

fetevi

ATESVAN Asociación de Técnicos en Educación y Seguridad Vial de Andalucía
(blog)

fetevi

ATEEVCV Asociación de Técnicos Especialistas en Educación y Seguridad Vial de la Comunidad Valenciana
(blog)

fetevi

Asociación de Profesionales de Educación Vial Comunidad de Madrid


fetevi

Asociación Valladolid Vial
(Facebook)



fetevi

ATESUGAL Asociación para el Desarrollo de la Educación Vial Galicia
(Facebook)

NUESTRAS REDES

FACEBOOK

TWITTER

Nuestro Blog

FINES DE LA FEDERACIÓN

• Aunar criterios de trabajo en materia de Educación Vial a nivel estatal.

• Fomentar la aplicación e impartición de la Educación Vial en todo el territorio nacional.

• Servir de puente entre entidades, asociaciones, instituciones, organismos públicos o personas para la difusión de materiales y documentación.

• Promover seminarios, congresos, jornadas, estudios, formación continua en materia de Educación Vial.

• Difundir programas de E.V. entre sus asociados fomentando la comunicación entre los mismos y sus apoyos directos.

• Promoción y defensa de los profesionales de la E.V.

• EL PRINCIPAL ES LA REDUCCIÓN DE SINIESTRALIDAD VIAL.

Para dar cumplimiento a estos fines se realizarán:

• Reuniones periódicas entre los asociados.

• Recogida de programaciones para su difusión y puesta en práctica en otros lugares.

• Puesta en contacto de los asociados entre sí.

• Participación en los organismos oficiales en materia de EV.

• Solicitar en ocasiones, apoyo de instituciones privadas

Los orígenes

Hacia finales de la década de los 80 una serie de policías locales iniciaron la labor de llevar a cabo la educación vial en sus respectivos municipios, afortunadamente algunos encontraron programas que ya se desarrollaban en otros municipios con más o menos tradición. Se originó un movimiento, un intercambio, que pronto desembocó en la necesidad de adquirir conocimientos, materiales, recursos, actividades y al tiempo y quizá lo más fundamental unas relaciones personales incluso de amistad para compartir toda la serie de inquietudes que se presentaban ante el reto de ofrecer una educación de calidad.

Podría decirse que el embrión de lo que llegaría a ser el Grupo de Monitores de Educación Vial de Cataluña se formó ante la demanda de cursos de formación específicos de educación vial pues en muchos casos havia una falta de conocimientos en lo que respecta a pedagogía. De esta manera la Guardia Urbana de Badalona organizó una jornada de formación para monitores de educación vial (17 de mayo de 1990) a la que asistieron representación de diversos municipios más o menos próximos. Pero las expectativas y necesidades de formación seguían, reforzada ahora por la fructuosa experiencia de aquella jornada.

En el año 1992 se expone la demanda de efectuar un curso de formación a la Jefatura Provincial de Tráfico de Barcelona, demanda que es recogida y tiene como desenlace la realización de un curso específico para monitores de educación vial en la sede del Centro de Superior de Educación Vial de Salamanca, del día 8 al 11 de junio del mismo año. De esta manera se reforzaron vínculos entre los monitores asistentes al curso y el día 16 de setiembre en la ciudad de Mataró (Barcelona) se realizaba una reunión de aquellos para la valoración de la experiencia y plantear la constitución de un Grupo de Trabajo de Monitores de Educación Vial como herramienta de interrelación, de unificación de criterios y planteamiento de nuevos objetivos. El Grupo de Trabajo formaliza su situación en el sí de la Asociación de Jefes de Policías de Cataluña, estableciendo una junta para la toma de decisiones en lo que respecta a la organización de grupos de trabajo, organización de jornadas y otras actividades.

A partir de este momento se inicia un proceso de transmisión y comunicación, sobre la experiencia llevada a cabo, hacia otros monitores de educación vial del territorio español y con ocasión de encuentros como las 1ª Jornada de Educación Vial y Municipios organizadas por la Jefatura de Tráfico Balear y e Ayuntamiento de Palma de Mallorca (Islas Baleares) en el año 1992, las II Jornadas Nacionales de Educación Vial y Municipios celebradas en Torrejón de Ardoz (Madrid) en el año 1995 y las III Jornadas Nacionales de Educación Vial celebradas en El Puerto de Santa María (Cádiz) en el año 1996. Todo ello manteniendo contactos con diferentes monitores para continuar con la transmisión de la efectiva y necesaria formación de grupos de trabajo en las diferentes comunidades autónomas siguiendo o no el modelo catalán, de hecho fue en la jornada de El Puerto de Santa María donde se propuso y se animó públicamente a los asistentes a tomar como ejemplo las experiencias y actividades llevadas a cabo por el grupo de monitores en Cataluña y los resultados positivos que se habían obtenido no sin dejar de mencionar otros aspectos negativos y dificultades que había que mejorar.

En el año 1997 quedan constituidas la Asociación de Profesionales de Educación Vial de la Comunidad de Madrid y la Asociació de Técnics en Educació y Seguretat Vial de la Comunitat Valenciana ( ATEEVCV). Posteriormente y dentro del año 1998 se constituye la Asociación de Policías Locales de Asturias Monitores de Educación Vial (APLAMEV).

Durante el mes de setiembre del año 1998 se elabora un documento que recoge el surgimiento y trayectoria del Grupo de Monitores que bajo el título de “La Asociación, un caso práctico para el intercambio de experiencias” se presenta como comunicación en la convocatoria de la Secretaría General de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras, con motivo del III Encuentro de la Red Estatal de Ciudades Educadoras, que se celebra en la ciudad de Palma de Mallorca del día 11 al 14 de noviembre, encuentro que con el título de “Educación y Ciudad” trata de dos temas la educación del consumidor y la educación vial.

El mencionado documento recoge toda la serie de trabajos, actividades y jornadas realizados/as, impulsados/as o participaciones en temas sobre la educación vial y la formación de sus monitores desde sus inicios. Dicha comunicación se adjunta al presente documento como reflejo y ejemplo de las actividades que cada una de las asociaciones llevan a cabo en su comunidad, y de la que se ha sacado parte del proceso de formación de la Federación Estatal de Técnicos de Educación Vial (FETEVI), también se adjunta la relación de actividades del periodo 1998- 2002 elaborado para la XX Jornada de ADEVIC que se celebra con motivo y bajo el título de los “10 años trabajando juntos” organizada por el Ayuntamiento de Ripollet (Barcelona) y la colaboración de la misma asociación. Del mismo modo se adjunta el documento “Nuevas anotaciones” que comprende el periodo 2002-2008, elaborado con motivo del presente documento.

De los grupos de trabajo a las asociaciones y de estas a la federación

Siguiendo y al hilo de lo anterior, por aquellos entonces ya se estaba sintiendo la necesidad de que el grupo de monitores se constituyera formalmente como asociación y así quedó de manifiesto en la XVI Jornada Técnica de EV celebrada en el mes de junio de 1999 en la ciudad de Caldas de Montbuy (Barcelona). En estos tiempos ya se han formado grupos en Madrid, Asturias y Valencia.

Con motivo de la celebración de las IV Jornadas Estatales de Educación Vial, celebradas en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) los días 20, 21 y 22 de abril del 1999, se debate con los grupos mencionados y otros monitores de diferentes comunidades autónomas, la necesidad de establecer las diferentes asociaciones y a partir de ello formar la federación estatal, para lo que se forma una coordinadora estatal para poder establecer relaciones entre los monitores del territorio español.

En el mes de diciembre y con motivo del encuentro de monitores durante la Jornada de Clausura del año de la Educación Vial organizada por la DGT en Madrid, se lleva a cabo la asamblea constitutiva de la Federación Estatal de Técnicos de Educación Vial (FETEVI), quedando finalmente reconocida en el registro de asociaciones del Ministerio del Interior gracias a las ya formadas asociaciones de Madrid, Asturias y Valencia.

No es hasta el día 20 de marzo del año 2000 y con motivo de la XVII Jornada Técnica de E.V. celebrada en Begues (Barcelona), que la asamblea extraordinaria ratificaba por la práctica totalidad de los asistentes la aprobación de los estatutos de la asociación, quedando finalmente registrada como “Associació pel Desenvolupament de l’Educació Viària de Catalunya” (ADEViC) en el registro general de asociaciones del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya.

Los días 19, 20 y 21 de setiembre del año 2000 la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Cartagena (Murcia) organiza las V Jornadas Nacionales de la Educación Vial en la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, durante las cuales tiene lugar la primera asamblea general de FETEVI.

Es el año 2001 y queda constituida la Asociación Profesional Andaluza de Técnicos en Seguridad y Educación Vial.

En el mes de diciembre de 2001 se asiste a Alcobendas (Madrid), sede social de FETEVI, a la reunión de la junta para tratar además de otros temas sobre el estado de la federación y las asociaciones, de los contenidos y lugar de celebración de las VI Jornadas Estatales de Educación Vial, con representantes de las asociaciones de Madrid, Asturias, Valencia, Murcia y Cataluña y en la que finalmente la asociación asturiana APLAMEV transmite la disposición del Ayuntamiento de Gijón para celebrar dichas jornadas. Lo que resulta un hecho los días 11, 12 y 13 de junio de 2002 al celebrarse las mencionadas sextas jornadas organizadas por el Ayuntamiento de Gijón y FETEVI. Como en ocasiones anteriores durante las mismas jornadas tiene lugar la asamblea general de la federación.

Es el año 2002 que quedan constituidas otras dos asociaciones: Asociación de Técnicos de Educación Vial de la Región de Murcia, y la Asociación Profesional de Expertos y Monitores de Educación Vial de Cantabria.

Durante el final del año 2005 se tienen conversaciones entre ADEViC y FETEVI ante la posibilidad de que se realicen las VII Jornadas Estatales de Educación Vial, siendo candidato el Ayuntamiento de Mollet del Vallès (Barcelona), lo que se convierte en un hecho al celebrarse los días 7, 8 y 9 de junio de 2006. Posteriormente en el mes de octubre se lleva a cabo una reunión de representantes de FETEVI y otros monitores en la sede social de la federación, instalaciones del parque infantil de tráfico de la Policía Local en Alcobendas (Madrid) para tratar sobre las conclusiones de las últimas jornadas y de los avances de las asociaciones y de la propia federación.

Llegando al año 2008 se realizan conversaciones y reuniones para definir los contenidos de las que tienen que ser las VIII Jornadas Estatales de Educación Vial, teniendo como candidata la ciudad de La Línea de la Concepción, donde finalmente la Policía Local de esta ciudad la hace realidad celebrándose los días 25, 26 y 27 de junio de 2008.

Por supuesto que sin la asistencia de las/os monitoras/es de educación vial que están llevando a cabo día a día su labor en las escuelas y que tienen inquietudes para mejorar sus programas y conocer otras experiencias, no habrían sido posibles todos estos eventos, que no solo por la motivación de estos si no también por la que tienen asumida jefes de policías locales, responsables de tráfico, técnicos de educación o los propios maestros así como concejales o alcaldes, y como no además de la indiscutible aportación de entidades privadas asistenciales, aseguradoras y otras más que sería largo enumerar y que siempre quedaría alguna sin mencionar, todos en definitiva para una misma finalidad la de disminuir las víctimas y las consecuencias de los accidentes de tráfico y a la vez para colaborar en hacer ciudades cada vez más seguras y transitables por todos y por igual, y sin olvidar el derecho a la libre circulación y movimiento que tenemos todos.

Educar y Prevenir desde las Asociaciones

La educación vial se ha de entender como un elemento importante dentro del contexto de la formación global de todos los ciudadanos. Con esto se pretende desarrollar en el niño / a y en los jóvenes un equilibrio de aptitudes, actitudes y un nivel de educación cívica y ética, con el objetivo de elevar el grado de concienciación y responsabilidad ciudadana, de forma que el cambio de mentalidad y de actitudes individuales sea un hecho y genere una mejor convivencia colectiva.

Encontramos diferentes estamentos y organismos implicados en el tema, pero podemos destacar que las policías locales son el elemento más importante del programa, ya que además de ir a las aulas, presentar el programa a los educadores, planificar calendarios y colaborar en diferentes actividades..., este colectivo es conocedor directo de la realidad y del riesgo que el tráfico supone para los niños y jóvenes, por lo tanto, su concienciación e implicación es mucho mayor.

Para ello, este colectivo hace tiempo que con un material precario, la mayoría de las veces, pero con entusiasmo y mucha imaginación ha asumido el papel de dinamizador en el tema de la Educación Vial, ya que el vacío era importante hasta la implantación de la reforma educativa (L.O.G.S.E).

A partir de este momento y de esta decisión legisladora de otorgar a la Educación Vial la importancia que merece, se plantea la necesidad de reflexionar sobre el papel que desarrollaran ahora, de una parte los centros educativos, y de la otra los agentes de las policías locales que actúen en calidad de monitores de educación vial, dado que para ambos colectivos supone una modificación importante en el ámbito de sus actuaciones.

Asumiendo que las escuelas son instituciones educativas y abiertas a la realidad social con la que conviven, buscan colaboradores puntuales para ampliar su oferta educativa y enriquecer el proceso educativo en las aulas. Este es el caso de los agentes de la policía local que acuden en calidad de monitores de Educación Vial. Estos agentes tienen que asumir y potenciar su papel como especialistas, y ejercer funciones de apoyo al proceso de aprendizaje de la realidad social que tiene que asimilar el alumno.

Esta función educadora no puede quedarse como una experiencia individual y autodidacta de cada municipio, sino que resulta mucho más enriquecedora si se comparte con otros compañeros o colectivos de diferentes localidades, resultando así un sinfín de ideas, inquietudes.